El arte prohibido: los tatuajes en Corea del Sur

En Corea del Sur, el mundo de los tatuajes representa una compleja mezcla de arte, cultura, legalidad y percepción social. Aunque en muchos países los tatuajes son ampliamente aceptados y considerados una forma de expresión personal, en Corea del Sur enfrentan un estigma significativo y restricciones legales.

Historia y Legalidad

La historia de los tatuajes en Corea del Sur está marcada por un pasado donde eran vistos negativamente y asociados con la delincuencia. Durante la dinastía de Joseon, por ejemplo, los tatuajes eran utilizados como castigo para los delincuentes y las mujeres infieles. Esta percepción negativa ha persistido hasta tiempos modernos.

Además, la influencia del confucianismo, que promueve el respeto por el cuerpo humano, ha contribuido a la percepción de que los tatuajes son una forma de daño corporal y, por lo tanto, inaceptables.

En términos legales, desde 1992, solo los médicos profesionales tienen la autorización para realizar tatuajes en Corea del Sur. Esta normativa se basa en la consideración de los tatuajes como un procedimiento médico, debido a los riesgos asociados con las infecciones y la esterilización de materiales. Esta restricción ha provocado que muchos artistas del tatuaje trabajen en la clandestinidad, enfrentando el riesgo de ser detectados y sancionados.

Cambios Culturales y Desafíos Actuales

A pesar de estas restricciones, la cultura del tatuaje ha estado creciendo en Corea del Sur, especialmente entre los jóvenes y ciertos grupos como las estrellas del K-pop y los deportistas. Esta popularidad ha comenzado a cambiar la percepción de los tatuajes, perdiendo parte de su estigma negativo. Sin embargo, la situación legal no ha cambiado significativamente.

Hacerse un tatuaje sin una licencia médica sigue siendo ilegal, y aquellos que deseen tatuarse a menudo buscan artistas que operan fuera de la ley o viajan al extranjero para obtener sus tatuajes.

El Futuro de los Tatuajes en Corea del Sur

La situación de los tatuajes en Corea del Sur es un tema en evolución. Con el cambio en la percepción social, especialmente entre las generaciones más jóvenes, hay un creciente apoyo para la legalización del arte del tatuaje. Activistas y algunos legisladores están trabajando para cambiar las leyes, aunque todavía hay un largo camino por recorrer para alcanzar una aceptación completa y la legalización en el país.

Conclusión

En Corea del Sur, el arte del tatuaje se encuentra en un punto de inflexión entre su pasado estigmatizado y un futuro potencialmente más aceptado. Aunque la percepción social está cambiando lentamente, las leyes restrictivas siguen presentando desafíos significativos tanto para los artistas como para aquellos que desean expresarse a través de los tatuajes. La lucha por la legalización y aceptación continúa, reflejando un equilibrio entre la tradición y la modernización en la sociedad coreana.

Referencias para mayor profundización:

Arte clandestino: Tatuajes ilegales en Corea del Sur | 10 Masters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio